25/03/2014

…un encargo inesperado…

De la mano de mi amiga Cristina de Tecnicolor Taller Artístico me llegó este encargo, que se convirtió en una de esas obras especiales, que te dejan huella y con las que una se  siente muy gratificada.

Es un cuaderno de viaje. El regalo de un grupo de amigos para un chico llamado Martin, ante su inminente viaje de seis meses por tierras de sud-américa. El cuaderno de viaje debía estar en München antes del 21. Cris me llamó el día 12, así que aún ahora pienso en la inconsciencia de aceptar el encargo, ya que los plazos de tiempo eran imposibles. “¿Imposibles?”, … , el viernes, día 14 a las 4 de la tarde, deposité el cuaderno empaquetado en la sucursal nº 1 de Gijón, el 17 ya estaba en Alemania,…, y por fin, tras varios días de incertidumbre provocada por el correo alemán, los amigos de Martin lo recibieron el día 20, justo a tiempo.

No he vuelto a tener noticias. No sé si le gustó. No sé si el cuaderno cumplió las expectativas de los amigos de Martín.

Pero yo he disfrutado al diseñarlo y realizarlo.

Me asombro de haberlo hecho en tan poco tiempo,…, es casi como si lo hubiera soñado,…, aunque claro,…, ¡no pude dormir hasta que lo di por terminado!

 

Anuncios
10/01/2014

Para una bisnieta de su bisabuela

Una bisabuela activa y generosa me encargó este pequeño álbum para su bisnieta recién nacida.

¡Qué buena ocasión para poner en práctica algunas de las cosas de “Srapbooking”que me ha enseñado Noe de Artesanía L’antoxana (http://lantoxana.blogspot.com.es)!

20/11/2013

Recuperando viejos amores…¡Cerámica!

…hacía  más de 30 años que no tocaba la arcilla, ya no me acordaba lo agradable que es tener embarradas las manos….

Etiquetas: ,
20/11/2013

Un gran Libro de Firmas para una gran Fiesta

Ya sabéis como son estas cosas…un grupín de amigos deciden un día homenajear a su discoteca de juventud y…cuando se dan cuenta están organizando una Macrofiesta para más de 2000 personas…y una de las cosas que se les pasa por la cabeza es un libro de firmas, para entregar lleno de felicitaciones, buenos deseos, recuerdos, expresiones de cariño para la familia propietaria de aquella emblemática discoteca. yo nunca había oído hablar de ella, lógico porque la Discoteca Poal, estaba en un pueblo de Toledo, Quintanar de la Orden, pero ¡me sentí tan halagada por este encargo, que me contagié con su entusiasmo!…Querían un libro GRANDE, a la cuaderna, con lacre, repujado …este fue el resultado…..

A %d blogueros les gusta esto: